Innovación Management Marketing

Blue Ocean Innovation ¿Qué es y por qué es fundamental para mi empresa?

blue-ocean-digital

¡Todos a innovar! Es la frase favorita, el himno de los CEOs del siglo XXI, directores y gerentes de empresa, pero… ¿Cuál es el tipo innovación que realmente transforma un mercado de forma radical y disruptiva?

Blue Ocean Innovation

El concepto “Blue Ocean” fue acuñado por los profesores W. Chan Kim y Renée Mauborgne en su libro de 2005 “Blue Ocean Strategy” donde disertan acerca de cómo las empresas pueden tener éxito dejando de combatir a su competencia, creando espacios nuevos, incontestados, los llamados “océanos azules”, donde no encuentran oposición ni competencia. Estas estrategias les permiten a las empresas dar saltos competitivos que elevan el valor que le brindan a sus clientes y empleados mientras crean nueva demanda y hacen irrelevante a la competencia.

Apple como ejemplo de Blue Ocean Innovation

Apple no inventó los MP3 Players, pero inventó el iPod, Apple no inventó los celulares, pero inventó el iPhone, Apple no inventó las tablets, pero inventó el iPad, Apple no inventó los wearables, pero acaba de inventar el Apple Watch. ¿Estamos hablando de Blue Ocean Innovation? Yo creo que sí, porque Apple, bajo la genialidad de la dupla Steve JobsJonathan Ive, entendió que el hardware, aquél que todos consumíamos por necesidad, también podría transformarse en un bien de lujo, que signifique algo más que solo lo que hace. De este modo, Apple creó una categoría nueva que con los resultados de ventas de Smartphones de 2014, confirma la gran visión de esta empresa como el vendedor número 1 de Smartphones en el último trimestre de 2014, gracias a la gran gestión de Tim Cook. Apple vende productos buenos, sin duda, pero lo que venden sobretodo es lo que dichos productos significan para sus fanáticos consumidores. Creo que Apple lo que hizo fue crear una categoría nueva, la de los bienes electrónicos de lujo, dispositivos que significan más de lo que ofrecen sus prestaciones. En este caso, Apple creó un océano azul desde un océano rojo, creando un espacio de mercado nuevo y desatendido al que luego otras marcas han buscado penetrar con magros resultados.

Red Ocean vs. Blue Ocean

Cuando hablamos de red ocean, entendemos a la competencia tradicional, comúnmente delimitada por prácticas semejantes, con reglas de juego claras, con poco espacio para innovación disruptiva, donde competimos por condiciones, prestaciones y precios semejantes. Al irse saturando el mercado hay cada vez más competidores, se van comoditizando los productos y servicios y se hace mucho más difícil vender.

En un ambiente de blue ocean, hemos creado un espacio nuevo, espacio que dominamos por ser el único que propone un producto o servicio nuevo. En blue ocean nosotros creamos la demanda, existen mucho mayores posibilidades de crecimiento, y de dominar el mercado porque hemos creado nuestro espacio, y por ahora, somos la única oferta disponible. Lograr este tipo de innovación es difícil, hay que educar al mercado para que entienda que somos una solución nueva para un problema antiguo (o nuevo). Sin embargo, podemos crear innovación de océano azul desde un océano rojo. Es lo que está haciendo Apple al innovar de forma disruptiva e innovadora en las categorías en que compite porque se cuestiona todo, se replantea todo y prácticamente crea categorías nuevas dentro de categorías pre-existentes: la categoría Apple.

Los profesores Kim y Mauborgne nos indican que el crecimiento de las empresas se dará fundamentalmente en los océanos azules, mientras que los océanos rojos irán transformando paulatinamente los productos y servicios en commodities. En un océano rojo los productos y servicios se parecen cada vez más entre sí, quedando como único valor diferencial el precio, por ende destruyéndose valor en el proceso.

El problema es mental

Si es tan poco rentable competir en red oceans ¿Por qué lo seguimos haciendo? Primero, porque es a lo que estamos acostumbrados. Segundo, porque las firmas han sido diseñadas estructural y conceptualmente para competir en océanos rojos. En tercer lugar, porque innovar no es fácil, ¡E innovar disruptivamente menos!. Cuando nos convocan a los “comités de innovación” o nos piden ser más innovadores, asumimos que el proceso de innovar es sencillo, lo cual no es cierto. Una innovación, y sobretodo una innovación disruptiva surge casi siempre de la capacidad de las personas para ver las cosas desde un nuevo ángulo, un ángulo que nadie antes haya utilizado para resolver un problema, para atender una necesidad y sobretodo, para crear una demanda que antes no existía y atenderla.

¡Así que en efecto, debemos innovar en océano azul! ¿Pero cómo?

Algunas ideas de cómo innova en “blue ocean”:

  • Enfócate en el problema y en el mercado desde un ángulo nuevo. No pienses tradicionalmente. ¡Cuestiónatelo todo!
  • Aplica conocimientos de otras industrias a la tuya. ¿Hay algo que hacen otras industrias que puede transformar la mía? Ejemplo: Cómo la utilización de USBs para guardar archivos digitales resultó en la revolución de la industria musical con la invención de los MP3, el iPod y luego el iPhone.
  • El epítome de Blue Ocean: ¿Podemos diferenciarnos con un mejor producto a un menor costo? ¿Y si tercerizamos procesos estratégicos? ¿Qué “grasa” acumula nuestro proceso productivo o de servicios que lo hace menos ágil y más caro?
  • El valor de un producto o servicio para un cliente se mide por la diferencias entre su utilidad y su precio ¿Cómo aumentamos la utilidad para el consumidor mientras disminuimos el precio? Debemos tener bien alineados el costo, que determina el precio y la utilidad de nuestros productos y servicios.
  • ¿Existen factores, dados por hechos preconcebidos en nuestra industria, y que todos asumen, que nosotros podríamos eliminar?
  • ¿Existen factores preconcebidos que podemos eliminar de nuestro producto o servicio a fin de lograr un precio más competitivo?
  • ¿Existen factores que podemos ofrecer que nos permitirán brindar una experiencia superior a la que brinda el mercado a un precio razonable?
  • ¿Hemos identificado servicios que aún nadie brinda en nuestra industria que podemos brindar en condiciones de equilibro entre su utilidad y precio?
  • Estamos viendo el problema y la solución siempre desde la misma óptica o como lo hace nuestra competencia? ¿Hay otra forma de ver la realidad, de enfocar el problema o su solución?
  • ¿Qué territorios nuevos podemos conquistar al crear necesidad por productos y servicios nuevos? ¿Estamos en capacidad para innovar en esos nuevos espacios?

Al redactar este artículo fue madurando en mi mente un servicio 100% catalogable como “blue ocean innovation”, en un próximo post les contaré cómo nos fue.

¡Ya saben! Empiecen por pensar totalmente fuera de la caja (out of the box) y happy blue ocean innovation!

Pablo Bermúdez
Director | Hashtag
Twitter: @pablober | @hashtagpe
Facebook: http://fb.com/hashtagPE
LinkedIn: http://pe.linkedin.com/in/pablobermudezmogni
Website: http://www.hashtag.pe

Visitas: 2929

También podría interesarte: