Innovación Marketing Redes Sociales

¡Atención Gerentes! ¿Necesitan tú y tu empresa transformarse (reinventarse) digitalmente?

necesitan-tu-y-tu-empresa-transformarse

Sigue estas 10 simples recomendaciones… ojalá las apliques, tu futuro profesional y el de tu empresa depende de ello.

Una de las ironías más profundas que enfrentan las empresas y los gerentes del siglo XXI se viene dando por la brecha en habilidades digitales que está segregando a muchos gerentes y directores de empresa versus sus empleados. Estos gerentes y directores, casi siempre de la Generación X o Baby Boomers, no son expertos en el uso de las nuevas herramientas digitales que imperan en la 4ta Revolución Industrial:

  • Apenas usan Facebook para ver temas solo con familia y amigos
  • No tienen twitter ni les interesa tenerlo
  • Si tienen Linkedin lo tienen porque alguna vez lo crearon, no lo usan, no lo alimentan y no lo explotan
  • No se expresan ni enganchan con sus stakeholders por redes sociales
  • No tienen blog
  • No han entendido, no aplican o en muchos casos, nunca han escuchado acerca de la importancia estratégica de ser un “Social CEO”
  • No aprenden a diario gracias al círculo virtuoso de aprendizaje social que permiten las redes sociales donde todos aprendemos de todos al seguirnos
  • Ni sea han dado cuenta que el mundo ha entrado de lleno en la 4ta Revolución Industrial

Pero si analizamos bien el problema, es mucho más grave que estas habilidades. Es una falta de visión, falta de entendimiento, una cierta arrogancia que les nubla la vista, que les impide ver que todo, absolutamente todo está cambiando antes sus ojos.

Esa actitud, completamente inconsecuente con los tiempos en que vivimos, pone en peligro la viabilidad de las empresas que dirigen. El mundo ha cambiado drásticamente, y el ritmo del cambio se hará mayor y más intenso conforme sigamos entrando en el siglo XXI e imperen las nuevas reglas que impone la 4ta Revolución Industrial.

Todos somos resistentes al cambio, todos amamos el status quo porque nos da seguridad, sin embargo, el desarrollo y la innovación detestan el status quo al igual que los líderes que estiran las fronteras de la humanidad y la proyectan hacia el futuro.

El futuro, como creíamos que lo conocíamos ha dejado de ser lo que era en el pasado, y el mundo ha entrado en la que es considerada “la más grande revolución de la historia de la humanidad” (World Economic Forum, Davos, Suiza, Enero de 2016). No solo van a desaparecer negocios y profesiones, van a desaparecer modelos de negocio completo, el eje geopolítico del mundo va a cambiar drásticamente, las relaciones comerciales serán profundamente trastocadas, bloques económicos completos caerán, los modelos de producción, la forma en que aprendemos, todo el quehacer humano está en un profundo estado de cambio, sostenido por la revolución científica-tecnológica-social por la que está pasando la sociedad humana.

Pero estos gerentes, directores de empresa y políticos siguen viendo, interpretando el mundo y tomando decisiones en base a un chip mental obsoleto, creyendo que siguen siendo válidas las reglas de juego del siglo XX, y por ende, fallan el blanco una y otra vez, no entienden qué está sucediendo, qué están haciendo mal, aplican estrategias y tácticas de negocio del siglo XX en el siglo XXI y siguen viendo cómo sus empresas siguen perdiendo valor, sus países se hacen pobres, sus economías decrecen, sus democracias tambalean.

¡No se preocupen, hay una solución!

En efecto, hay una solución y esperanza en el horizonte para sus empresas y para ustedes como profesionales, pero deben dejar de lado la arrogancia y estar dispuestos a volver a aprender y sobretodo, a cambiar:

  1. Aprende a desaprender: Debes vaciar el vaso para llenarlo con contenido fresco. Comienza por reconocer que no entiendes qué está sucediendo a tu alrededor. La humildad es la madre de todas las virtudes, la arrogancia la madre de todos los defectos.
  2. Entiéndelo: Tu éxito es tu peor enemigo. Lo que te funcionó antes no te está funcionando hoy. Escucha más, convoca a los jóvenes, lee, sigue a gente que comparte valor en redes, participa de seminarios de innovación, redes sociales, tecnología… es fundamental que entiendas cómo funciona el sistema nervioso digital del planeta y que formes parte de él como un nodo activo que se nutre de valor mientras lo comparte.
  3. Deja de luchar contra las redes sociales: Son tu más grande aliado. Las redes sociales son el sistema nervioso digital del planeta, y en una analogía con en el cerebro cada uno de nosotros es un nodo que solo se fortalece conforme más conexiones robustas construye con otros nodos. En redes compartimos conocimiento a diario, todos aprendemos a diario, nos hacemos más competentes, más competitivos, estamos mejor informados y tomamos mejores decisiones…. A diario.
  4. El mundo es digital: No hay dos mundos, hay uno solo y es digital. ¿Cómo esperabas que iba a ser el siglo XXI si no algo como lo que es? No tener habilidades digitales en el siglo XXI es como no saber escribir o sumar en el siglo XX. ¿Quieres ser considerado como un iletrado? Créeme, tus empleados ya te consideran un dinosaurio digital.
  5. No vas a poder competir: Si con tu chip mental del siglo XX haces las cosas bien, a lo mucho, crecerás aritméticamente. Los cambios que trae la 4ta Revolución Industrial le van a permitir a las empresas y a las economías mundiales crecer exponencialmente, y una curva aritmética y una exponencial tienden a alejarse hasta el infinito.
  6. Desafía permanentemente todo: Son tan radicales los cambios que se están dando que hasta tus más básicas presunciones pueden estar equivocadas. Desafía tú todo lo que crees que sabes, cómo crees que funcionan las cosas e instaura una cultura empresarial donde todos desafíen permanente el status quo: A eso los expertos llaman innovación.
  7. Reinvéntate, transfórmate en un social CEO: Sé un nodo de valor en el sistema nervioso digital. Las neuronas cuando no se conectan a otras neuronas con muchas conexiones y las refuerzan, se apagan y mueren. Recuerda: Arrogancia + Ignorancia = Itrrelevancia.
  8. Invierte en tecnología, investigación y desarrollo: Por si aún no te has dado cuenta vivimos en una tecno-sociedad que ahora se va a dividir aún más, ya no solo entre ricos y pobres, sino además entre hiperconectados y desconectados. La conectividad están ahí a tu alcance, se está convirtiendo en un commodity, el problema eres tú y la cultura empresarial en la que aún vives y haces vicir a tu empresa anclados a un milenio que ya se fue.
  9. Instaura una cultura de innovación: No se trata de montar uno de esos famosos y estériles “Comités de Innovación” se trata de instaurar cultura, procesos y políticas que fomenten que la innovación surja espontáneamente desde cualquier rincón de tu empresa. Que las ideas puedan ser propuestas por cualquiera: Por el practicante, por quien limpia, por tus empleados, gerentes, proveedores y hasta analizando a tu competencia y a otras industrias.
  10. Cede poder: Esta seguro es la más difícil para ti. Inspira, delega, confía… suelta un poco las riendas para ver qué pasa. No has atraído a la mejor gente a tu empresa para que sean obreros que solo siguen órdenes. Has atraído talento porque sabes, muy en el fondo que muchos de ellos saben más que tú, tienen más ímpetu, más creatividad, más ganas… ¡Déjalos brillar!

Capta esta imagen: Es probable que estemos viviendo en una de las eras más fascinantes de la humanidad. Tú puedes ser parte de esta revolución, liderarla, transformarte y hasta reinventarte y cosechar los beneficios… claro, también puedes tratar de lucha contra ella… no te lo deseo.

¡Todo depende de con qué ojos mires el universo en el que habitas, con ojos de hoy o con los ojos de un pasado nostálgico que se fue y que ya no va a regresar jamás!

Pablo Bermúdez
Director | Hashtag
Twitter: @pablober | @hashtagpe
Facebook: http://fb.com/hashtagPE
LinkedIn: http://pe.linkedin.com/in/pablobermudezmogni
Website: http://www.hashtag.pe

Visitas: 2237

También podría interesarte: