Transformación Digital

¿Formas parte del sistema nervioso digital del planeta?

sistema-nervioso-digital

Creo que a estas alturas del siglo XXI, se ha hecho evidente que vivimos en una de las eras más interesantes de la historia de la humanidad. En primer lugar, en ninguna época, geografía o cultura se han dado tantos cambios, tan radicales y de tan vasto alcance. Detrás de todos estos cambios, la tecnología ha invadido y viene siendo la base del desarrollo de todas las formas del quehacer humano.

Lo digital está inmerso en todo lo que hacemos, tanto en nuestra vida familiar como profesional. Somos verdaderos cyborgs, ciber organismos que viven casi todo el día, hiperconectados entre sí a través de sus smartphones y laptops, como nodos de una red, donde cada nodo interactúa y aprende de cualquier otro nodo en cualquier parte del mundo en tiempo real.

Detrás de esta transformación está por supuesto la nube: un ecosistema de servidores, fibra óptica, satélites y redes inalámbricas desplegadas por todo el planeta, cubriéndolo como si se tratara de un sistema nervioso.

Siguiendo con las analogías, este sistema nervioso digital del planeta funciona de forma muy similar a la forma en que funciona el cerebro humano. Como bien sabemos, el cerebro humano es el órgano o ente más sofisticado que conocemos. Está compuesto por un promedio de 100,000,000,000 de neuronas interconectadas por señales electroquímicas. Cada neurona está conectada en promedio con otras 10,000 neuronas comunicándose a través de un billón (un millón de millones) de señales sinápticas por segundo. Se estima que el cerebro humano tiene una capacidad computacional de un petabyte de información, es decir, un 1´000,000 de gigabytes.

De forma similar al cerebro, cada uno de nosotros, actuando como una neurona, es un nodo en el sistema nervioso digital del planeta. También de forma muy similar a cómo funcionan las neuronas, como nodo, nos reforzamos y hacemos más poderosos (inteligentes) conforme aumenta la cantidad, calidad y frecuencia de las conexiones que hacemos con otras personas (nodos).

Nuestras conexiones en Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram, Pinterest, Tumblr… lo que hacen es reforzar nuestra acceso a información que luego debemos transformar de ruido a conocimiento. Hoy, como cyborgs, somos seres híbridos que creamos, colectamos y procesamos información desde lo digital hacia lo humano y de vuelta de lo humano hacia lo digital. Sin embargo, es tan vasta la cantidad de información que fluye por nuestros canales digitales que tenemos más problemas procesándola que accediendo a ella.

Es por eso fundamental que desarrollemos procesos que nos permitan transformar el imparable flujo de información al que estamos expuestos a diario en conocimiento práctico, estructurado y aplicable a nuestro crecimiento profesional y personal y por supuesto, para desarrollar a la humanidad mientras protegemos nuestro planeta, nuestro único y verdadero hogar… la única nave espacial que tenemos y con la cual navegamos por este vastísimo universo.

El alto costo de la ignorancia

Recordemos, como ya lo vengo haciendo en varios artículos a ver si al fin cala el mensaje entre los líderes de los sectores público y privado, que el World Economic Forum anunció, el 23 de enero de 2016, que el mundo ha entrado de lleno en la cuarta revolución industrial.

Si bien son muchos los alcances de esta revolución, como ya mencioné, creo que la verdadera raíz de esta transformación radical por la que está pasando la humanidad se encuentra en la nube; es decir, el acceso a cantidades prácticamente ilimitadas de procesamiento y almacenamiento de información y su diseminación a través de internet. Estas nuevas capacidades le están permitiendo a todas las ciencias desarrollarse de forma exponencial, soportadas por generaciones de personas que están empezando a cuestionárselo todo.

Sin embargo, y la situación es más preocupante en países en vías de desarrollo, los líderes empresariales, y más preocupante aún, los líderes de gobierno ni si quiera han escuchado de la cuarta revolución industrial, lo que los hace enormemente vulnerables a los drásticos cambios que se están generando en un planeta con más de 7,340,000,000 de habitantes y con cada vez recursos más limitados.

Al ignorar el enorme impacto que esta hiper-revolución está teniendo en la humanidad, bien sea por simple desconocimiento, resistencia al cambio o soberbia, estos “líderes” están condenando a sus empresas, en el mejor de los casos, a ser profundamente afectadas por las disrupciones que se están generando, y en el peor de los casos, a quebrar.

Pero más preocupante aún es lo que le está sucediendo a los países cuyos líderes siguen actuando sin un verdadero sentido de urgencia con respecto a la cuarta revolución industrial, pues en este caso, están condenando a sociedades enteras a la miseria, la migración y la pobreza.

Vemos con gran preocupación, que muy pocos de estos líderes son líderes conectados. Muy pocos son “Social CEOs” o usan las redes sociales para algo más que conectarse con sus amigos. Esta actitud los hace lentos, poco competitivos, anacrónicos y sobretodo, inconsecuentes con los tiempos en que vive el mundo.

No estamos tarde… por poco

Una de las grandes ventajas de la cuarta revolución industrial es que el acceso a estas vastas cantidades de información, procesamiento y almacenamiento es más un problema de visión que de nivel de desarrollo económico de un país. La nube se está comoditizando, es muy fácil y rápido lograr acceso a estos servicios desde cualquier parte del mundo y la oferta es amplia y variada. El problems sigue siendo entonces de mindset, del chip mental del siglo XX con el que los líderes empresariales y de gobierno pretenden resolver problemas innatos al siglo XXI.

Es hora que los líderes visionarios y los verdaderos estadistas, tengan la humildad y el decoro para decir “sé que no sé” y se apoyen en aquellos que sí saben cuáles son las nuevas reglas de juego que rigen cómo funciona el mundo en el siglo XXI.

Otros artículos que te pueden interesar….

  1. WAKE UP CALL: Gerentes, Directores, Empresarios, Políticos… ¡Cambien de chip mental, sus empresas y países os lo demandan!
  2. Los Network Orchestrators: Los líderes de la Cuarta Revolución Industrial
  3. ¡Atención Gerentes! ¿Necesitan tú y tu empresa transformarse (reinventarse) digitalmente?
  4. O nos subimos al tren de la 4ta Revolución Industrial… o nos hundimos
  5. Cómo hacer que los Gerentes Generales entiendan de Redes Sociales
  6. El Social CEO: Transformando a los líderes empresariales y de gobierno en líderes Social Media
  7. Aprende a desaprender… La Sociedad de la Información no te va a esperar
  8. Blue Ocean Innovation ¿Qué es y por qué es fundamental para mi empresa?

Pablo Bermúdez
Director | Hashtag
Twitter: @pablober | @hashtagpe
Facebook: https://www.facebook.com/hashtagPE
Linkedin: http://pe.linkedin.com/in/pablobermudezmogni
Blog: http://www.pablobermudez.com/
Website: http://www.hashtag.pe

Visitas: 1295

También podría interesarte: