Transformación Digital

La Ineludible Transformación Digital del Gobierno Peruano

gobierno-digital

Si hay algo en lo que el gobierno peruano se encuentra bastante retrasado es en el uso adecuado de la tecnología, en particular las tecnologías de la información. Lo peor del problema es que no han sido los responsables de sistemas del Estado los culpables, con poco presupuesto y muy poco apoyo político han hecho y siguen haciendo lo mejor que pueden. Han y lo siguen siendo los líderes de gobierno: Ministros, Viceministros, Asesores de Despacho, Secretarios Generales, y por desgracia, también nuestros últimos presidentes y congresistas para los que la tecnología les era inentendible.

Tengo mucha fe en Fernando Zavala como primer ministro, en Mayen Ugarte en la Secretaria de Gestión Pública, la oficina encargada del proceso de modernización del Estado.

Como ex-funcionario público y creador de la debilitada y poco apoyada ONGEI, quisiera dejar de lado cualquier crítica y proponer, con la mejor buena voluntad, algunas iniciativas que permitirían dar un salto cuántico en lo que respecta a la Transformación digital del Estado Peruano:

Nuestros líderes políticos, ministros, viceministros, asesores de despacho, secretarios generales, directores y sobretodo congresistas necesitan urgentemente de un proceso de inducción y capacitación que les haga ver que vivimos en la Cuarta Revolución Industrial, que nuevas reglas rigen cómo funciona el mundo en el siglo XXI y que si no aprovechamos la revolución digital en las que está inmersa hoy la humanidad quedaremos fuera, se cerrará nuestra ventana de oportunidad y seremos ineficientes, poco competitivos y tecno-dependientes de otras sociedades que supieron entender que o se subían a la ola de la transformación digital o serían devorados por ella.

El problema no es técnico, es mental y se llama imprinting: Como nacimos, crecimos y entendimos cómo funcionaba el mundo en el siglo XX, seguimos creyendo que sabemos donde estamos parados… lo siento mis queridos colegas del Estado… es que muchos (sobretodos nuestros líderes) no saben donde están parados en materia de la revolución digital que está transformando radicalmente al mundo.

Por favor, no inventemos la rueda… de nuevo

Aprendamos de los demás. De países como Canadá, Noruega, Singapur, Corea del Sur, Estados Unidos. Pero no nos tenemos que ir muy lejos para poder aprender, basta con visitar Colombia, un aliado comercial y estratégico del nuestros país del que tenemos muchísimo que aprender. Colombia es sin duda el país de la región que más ha avanzado en materia de gobierno electrónico en la última década. Tuve la suerte de visitarlos y preguntarles cuál era la receta secreta y me la dieron:

  • Este proceso lo debe entender, liderar el propio presidente, y claro, asegurar su marco normativo y financiamiento.
  • Se debe empoderar a un ministro para que lidere esta transformación al más alto nivel y que haga realidad el tema asignándole la máxima prioridad por su efecto multiplicador del desarrollo. Sería ideal que se cree una comisión del congreso exclusiva para este tema que acompañe normativamente todas las transformaciones que hay que realizar.
  • Se debe crear  una agencia de tecnócratas y técnicos de primer nivel y y “blindarla” de toda injerencia política (Hoy el Ministerio de Comunicaciones de Colombia se llama Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC… ¿y si lo copiamos en Perú?
  • Se debe crear, con la participación de todos los actores de la sociedad una estrategia de inmersión total del país en la sociedad de la información. Esta debe ser visionaria, inteligente, ambiciosa, basada en mejores prácticas internacionales y locales y que sea operativizada por los que realmente saben: Las más grandes empresas de tecnología del país y del mundo. Acá podrían funcionar las Alianzas Público Privadas y las Obras por Impuestos de las que tanto se habla.
  • No dejar la agenda, como suele suceder en nuestro país, almacenada en algún estante de algún ministerio acumulando polvo (Como sucede con nuestras estrategias de gobierno electrónico y sociedad de la información). Esta agenda debe ser ejecutada con alta prioridad, profesionalismo, pulcritud en el manejo de los fondos asignados, cumpliendo escrupulosamente las fechas para que no se dilaten ad infinitum, adecuar el marco normativo a la realidad del siglo XXI, contar con indicadores cualitativos y cuantitativos y ejecutarla bajo la premisa:

“Think big, start small and scale fast.”

  • Debemos ser capaces de desarrollar un equipo multidisciplinario e independiente que trabaje con el sector privado para hacer realidad este mega proyecto de Transformación Digital del Estado.
  • Debemos crear un Estado integrado, donde las bases de datos no sean feudos privados o sistemas de control político, sino que se integren unas con otras para servir mejor al Estado, brindar información oportuna,  e inteligente a los tomadores de decisiones, integrando múltiples capas de información de modo que les permita tener una visión mucho más amplia de las cosas y no solo verticalmente hacia abajo, viendo solo su sector o su ministerio.
  • Debemos desechar toda la chatarra informática del Estado y darle las herramientas adecuadas a nuestros funcionarios públicos para que hagan su trabajo de manera sobresaliente, no permitamos ni fomentemos la mediocridad, busquemos la excelencia con tecnología, capacitación y motivación. Esto es válido para el hardware y software del Estado. PCs viejas, cargadas de software pirata, corriendo una multiplicidad de SIGAs (Sistema Integrado de Gestión Administrativa) o como yo los llamo  (SIGAmos botando la plata de todos los peruanos). Un único GRP (Government Resource Planning) para todo el estado, corriendo en nube para que sobreviva cualquier desastre natural o guerra, a prueba de que la información sea manipulada o destruida como sucede en cada cambio de gobierno, acabando con la corrupción y siendo auditadas en tiempo real por la contraloría, el congreso, la prensa y la sociedad civil (Como manda una interpretación inteligente de nuestra Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública).
  • La corrupción se da cuando se le da discrecionalidad a los funcionarios públicos en lo que respecta a los servicios del Estado. Estos servicios deben ser predecibles, definidos claramente en su cantidad de procesos, requerimientos y costos. Deben ser 100% digitales y poder ser ejecutados desde la web y desde una única app del Estado que corra en cualquier tipo de teléfono desde cualquier parte.
  • Debemos reinventar el SNIP, yo mismo he pasado por esa tortura. Tiene muy buenas intenciones pero no es válido para toda la realidad peruana. es duro, difícil, parece escrito por abogados más que por ingenieros ¿Por qué no corre en línea, en la forma de un wizard que nos vaya haciendo preguntas mientras nos capacita? Que nos guíe intuitivamente por cada paso mientras nos capacita. Que cuente con un pool de expertos en diversas disciplinas que acompañen a nuestros funcionarios públicos en todo el país para que se presenten proyectos sólidos, de alto impacto y no más piletas eclécticas y sin sentido en cada plaza de armas del país. Este motor del desarrollo permitiría asistir a los organismos con debilidades institucionales de este tipo, a los gobiernos regionales y locales y permitirían que las obras se ejecuten de forma rápidamente, profesional y responsablemente.
  • Montemos la “Intranet y Red Social Corporativa del Estado”. La mayor parte de las comunicaciones y llamadas telefónicas  del estado se hacen hacia otras entidades del estado gastando tontamente recursos que podrían asignarse a otros temas. Siguen comunicándose por mesas de partes físicas, consumiendo rumas de papel y toner, llevándolas en auto y todo esto haciendo lento, caro y burocrático al Estado y dejando una enorme huella de carbono que consume árboles, genera basura, aumenta el tráfico y contamina el ambiente. ¡Creen una única red de telefonía IP! Creen una intranet, abran las bases de datos del estado e interconéctenlas, monten la red social corporativa del Estado como lo acaba de hacer el presidente Macri en Argentina en alianza con Facebook para que la comunicación sea mucho más ágil, eficiente y corra incluso en nuestros smartphones.
  • ¿Creen que sería inseguro? ¡Firmen todo con certificados digitales! Seguimos aplicando la frase “Papelito manda” cuando el Peru fue de los primeros países en publicar esta normativa y todo quedó solo como un simple saludo a la bandera. Si lo hace el Estado, lo hará todo el sector privado y como país daremos un salto cuántico en la relación entre el estado y las empresas y las empresas entre sí.

Es muchísimo más lo que se puede hacer, pero lo primero que debe cambiar en el Estado es el mindset de quienes lideran hoy nuestros destinos. Tengo fe en el ministro Zavala y sus equipos técnicos, creo que sí la ve. Solo un consejo: cuando estamos tan mal como estamos, lo mejor es saltarse las etapas de aprendizaje y apuntar a lo más avanzado. Todo avanza tan rápido que cuando finalmente lo ejecutemos ya será obsoleto.

Pablo Bermúdez
Director | Hashtag
Twitter: @pablober | @hashtagpe
Facebook:
http://fb.com/hashtagPE
LinkedIn:
http://pe.linkedin.com/in/pablobermudezmogni
Website:
http://www.hashtag.pe

Visitas: 2308

También podría interesarte: