Destacada Poesía

Palabra

Artículo leído 443 veces y compartido 0 veces

 

Aquí vienen las palabras, poderosas conjuradoras de realidades

Vibrando desde mi esternón, lúcidas, emanando desde el ser inmortal que realmente soy

Cuando cobro consciencia de que soy el universo contemplándose a sí mismo

Recuerdo que no hay un universo allá afuera y un yo separado de él

Solo somos… no, solo soy… universo

Cuando cobro consciencia que nada nos separa más que mi limitada y zombi percepción de la realidad

Producida recurrentemente por la ceguera de lo mundano

Hoy todas las puertas de la percepción de las que hablaba Huxley se me abren

Poco a poco los planos de la existencia se me van desvelando

Y mis nueve sentidos se conectan, más bien se sostienen en los andamios
que sostienen este mágico espejismo que llamamos realidad

Estoy despierto…. Por primera vez en años

Palabras….Vibraciones de mi voz que viajarán eternamente en el infinito océano del espacio-tiempo

Emanando desde dentro de un ser que a veces reconozco como ajeno

Desde fuera

Desde el todo

Desde el uno en el que amo diluirme

Olvidar quien soy y solo dejarme llevar por esa inconsciencia consiente que abruma mis nueve sentidos

Y las lágrimas de un caballo de fuego…brotan solas sobre este cuerpo de tierra

Es ese cuerpo, ese templo prestado que alberga pasajero mi verdadero y único ser

Mi propia nave espacial…

Donde fluye el rio de lo que soy, de lo que siento, de lo que rio, de lo que lloro…

Si esto es una ilusión, no quiero despertar, me enamoro más de ella cada día

Sí, vivo enamorado de la creación,

¿O más bien de la recreación a la que hemos venido a jugar y ser felices como niños?

Amo perderme en esta luminosa oscuridad de la que todo forma parte

Siento mi piel, mis ojos, mi mente, mi respiración y siento como se entrelazan en la unidad única e irrepetible que he sido, soy y será en todos los eones del universo  

El silencio, la soledad, el abandono de mis seres queridos, el miedo, se me presentan hoy como compañeros a los que recibo con amor y les pregunto ¿Qué me quieren decir?

Nada me mataba como la soledad, pero la soledad era añoranza a quién? A los amigos que creía verdaderos? Al amor de mi vida? A mi familia? 

¡No! era huir de mí, rechazarme, no reconocerme, no aceptarme, no apreciarme, no amarme, cuando es el mayor milagro de todos, porque en esa oscura soledad, me hallé y me volví uno con el todo, que no me hablaba, me gritaba: ¡Abre tus sentidos! 

Hoy vivo extasiado, sumergido viviendo plenamente mi efímero paso por esta ilusión llamada realidad. 

Lo invisible conjura lo visible, y hoy, cuando me muevo en esa vibración
se me revelan las leyes sagradas…
Las piedras de toque que sostienen los planos de la existencia.

¿Qué es la conciencia?
¿Es una idea, una sensación, una comprensión mental de la realidad?
Si es así, entonces la conciencia no es más que señales eléctricas transmitidas a través de nuestro sistema nervioso y percibidas e interpretadas por nuestro cerebro… 

¿Qué pasa cuando apagamos nuestros sentidos?
¿Alguien está pensando detrás del que está percibiendo la realidad?
¿Es ese ser realmente el y la que realmente somos? 

Sí … me encontré en la más profunda oscuridad…
en el vacío de la nada…
donde no me distrae el ruido de los sentidos o de mi mente descarrillada

Sé que cuando todo el mundo vive en una mentira
en una ilusión recurrente
decir la verdad no es solo un acto de rebelión
es un acto de revolución

Así que piensa bien cuando reafirmes lo acá dicho porque la verdad … es un arma.

 

Pablo Bermúdez
Knowmad, Growthhacker, Mistagogo, Empresario, Expositor, Futurista, Profesor, Propietario y CEO de The Startup Factory

E-mail: pablo@pablobermudez.com
Twitter: @pablober
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/pablobermudezmogni
Blog: http://pablobermudez.com

Derechos de autor 2020 © Pablo Bermúdez

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia internacional Creative Commons Atribución 4.0.

También podría interesarte:

Facebook
Twitter
LinkedIn